Éxito en la presentación de 'Todos somos belgas'

Miriam Segura y Patterson Willis presentando la obra
No tardó mucho en comenzar el evento y la primera de mis sorpresas fue observar como en la mesa de los protagonistas se había colocado a modo de tapete una bandera de Bélgica, sobre esta y ligeramente acodado con una serie de folios, un tal Patterson Willis, norteamericano llegado de las evocadoras tierras de Lousiana, comenzó a disertar sobre crítica teatral.

La zona de actos de la librería rebasó el aforo
A continuación le llegó el turno a la gran protagonista del evento: Miriam Segura. La dramaturga explicó cómo su trabajo nacía de una intencionalidad enjuiciadora: la obra se desarrollaba en toda su extensión como una hilada crítica "contestataria contra el sistema educativo imperante en España". El colegio belga era una parodia de los muchos colegios británicos, alemanes o franceses, que bajo su halo de respetabilidad y seriedad —de su supuesta superioridad al fin y al cabo—, pretenden formar a los niños para un mundo que está muy fuera de su realidad. En el fondo todos los centros educativos comparten parecidas dificultades producto de los zurriagos impunes llevados a cabo por los vaivenes políticos.


Los actores dieron vida a un fragmento de la obra
Terminadas las explicaciones al respecto se dio paso a una breve pero divertidísima escena de la obra Todos somos belgas; fue entonces cuando un grupo de sencillos y cándidos histriones, tal si hubieran sido poseídos por la muy mi preciada Talía, se tornaron en una balumba de disparatados enajenados que interpretaron con notable éxito —del que dieron buena cuenta el número de sonrisas y carcajadas desprendidas entre los asistentes— el texto de la comedia.



Galería fotográfica:



Varios de los asistentes, esperando el momento del comienzo.

Miriam Segura, desenvolviéndose entre el numeroso público


La representación teatral tuvo lugar a lo largo y ancho de toda la librería

Tras la actuación, recibieron una ovación por parte del público y la autora 

Asistentes aguardando su turno para adquirir el libro

Una de las asistentes, con el libro.